¿Cómo sé cuando debería llevar a mi hijo al dentista?

  • Si hay pérdida de dientes de leche prematura o tardía
  • Si tiene dificultad para masticar o morder
  • Si se chupa los dedos
  • Si respira por la boca
  • Si se aprecia apiñamiento en los dientes o si están mal colocados
  • Si le hacen ruido las mandíbulas
  • Si se muerde las mejillas
  • Si los dientes no encajan o encajan mal
  • Si tiene los dientes desproporcionados al resto de la cara.

Ideal antes de los siete años

A partir de los 6 años, en la mayoría de pacientes el problema dental deriva de un problema óseo (paladar estrecho, tamaño mandibular excesivo o corto, etc…) en ese caso se deberá solucionar lo antes posible para evitar que una vez acabado el crecimiento necesite quitar dientes o en el peor de los casos pasar por quirófano

¿Necesita mi hijo un aparato de ortodoncia para expandir el paladar?

Un paladar estrecho significa:

  • Falta de espacio para dientes definitivos
  • Mordida cruzada (los dientes superiores cierran por el interior de los inferiores)

Un paladar ancho garantiza:

  • Una buena colocación de los dientes
  • Un correcto encaje dental
  • Una mejora en la respiración
  • ¿Cuándo necesita aparatos de quitar y poner?

    Para estimular o frenar el crecimiento de la mandíbula o maxilar
    Porque una mandíbula y un maxilar del tamaño adecuado:
    Mejora visiblemente la estética facial del paciente
    Proporciona una correcta oclusión dental
    Evita dolores de articulación temporo mandibular
    En pequeñas maloclusiones para colocar los dientes en su sitio y evitar posiblemente los brackets de mayor