Bracket en el interior

La ortodoncia lingual invisible utiliza unos brackets que se colocan detrás de los dientes así puedes tratarte sin que se vea ningún aparato en ningún momento del tratamiento, sin complejos y sin interferir en tu vida cotidiana.

Corrige todo tipo de maloclusiones

Idónea para tratar casos de ortodoncia complejos

La 1º técnica de brackets invisibles. Se pueden tratar los mismos casos que con la ortodoncia tradicional

Permite visualizar el resultado final antes de empezar el tratamiento y así valorarlo.

Diseñados de forma individual

Con una forma plana que no molesta a la lengua, asegurando el máximo confort y una rápida adaptación al habla.

Su gran precisión viene dada del proceso de fabricación de los brackets y los alambres que se hacen a medida para cada paciente específico y para cada uno de sus dientes